Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 

 
German Robles será Timoteo de Salamanca
   

Germán Robles todavía tiene ganas de continuar trabajando y de cristalizar proyectos que ha ido postergando.


8-Julio-07

“Soy de los pocos que quedamos de la vieja guardia”

Germán Robles es un hombre pleno, con grandes proyectos y con mucha ‘pasión’ para vivir.

En la producción de Carla Estrada el actor regresa a las pantallas televisivas realizando una actuación especial en la historia, en donde interpreta el personaje de Timoteo de Salamanca, que a pesar de ser un papel breve es de gran importancia en la telenovela.

¿Qué papel juega Timoteo de Salamanca en Pasión?

“Se casa con Camila, la protagonista (Susana González), pero no se consuma el matrimonio. Yo la compro como esclava, pero al irla conociendo me invade una ternura que no trasluce, pero se le ve en los ojos”.

¿Cómo podría definir su personaje?

“Es un personaje breve, amargado, con una problemática que antepone la cuestión de tener el poder y dinero antes de los valores humanos que puede tener su figura; pero al final resulta que él va entendiendo que no todo lo da el oro, sino que hay valores alrededor de uno que desgraciadamente no los puede poner de manifiesto porque se muere el hombre”.

¿Después de cuánto tiempo regresa a la pantalla chica?

“Hace como seis años hice Amigos x siempre; después trabajé en teatro durante 11 años con La dama de negro, pero debido a una lesión que tuve en la espina dorsal tuve que dejar la obra con gran tristeza, ya que fue el milagro teatral de la última década”.

¿Cómo han sido los 55 años de trabajar como actor?

“Años de grandes satisfacciones. Estuve ahí cuando inició Telesistema (ahora Televisa); soy de los pocos de la vieja guardia que quedamos todavía vigentes y con ganas de seguir hasta que digan hasta aquí”.

Este año se celebran 50 del estreno de la película El vampiro. ¿Qué nos puede contar sobre ello?

“Que fue mi debut cinematográfico en 1957, para ser precisos, y debido a su 50 aniversario este año en muchos lugares del mundo me van a hacer homenajes, en Francia, España, Inglaterra y Estados Unidos. Creo que es un año que va a marcar un hito, así como lo marcó la película internacionalmente, que dio a conocer México a niveles muy altos gracias a esta historia”.

¿Existe algún proyecto que todavía no se le haya dado?

“Por supuesto, uno de William Shakespeare. Hace años hice Ricardo III y siempre me quedó el gus.ano de hacer El rey Lear y no se me dio; sigo estando en edad perfectamente, pero aún no he tenido la oportunidad de interpretarlo”.

¿Qué planes tiene a corto plazo?

“En este año voy a empezar a ensayar una obra de teatro que me escribió mi mujer Ana María Vázquez; se llama El divino Leonardo, trata sobre los últimos 15 días antes de morir de Leonardo da Vinci. A él lo corren de Florencia y lo destierran y va a parar a Francia; ahí el rey Luis XII le da un lugar en el castillo y es ahí donde hace todo lo que conocemos de él”.

¿Es parte de su personalidad su potente voz?

“Qué bueno que la he alimentado, cuando me cambió la voz de joven. No la forcé, la encaminé justamente a modelar el idioma. Dicen que yo hablo muy bien; eso no lo inventé, lo saqué de la lectura, literatura. Voy conociendo poco a poco palabras que se van incorporando al vocabulario en el uso habitual de uno”.

¿Se siente pleno como ser humano?

“Sí, pues estoy vivo, en el sentido biológico, mental, neural, y a veces nos pega susto la cuestión del físico, pero son gajes del oficio de vivir; biológicamente el cuerpo sigue creciendo, pero considero que la edad se mide por la capacidad neurótica del cerebro. Si funciona se puede hacer todo, no se envejece en la forma de ver las cosas”.

¿Qué consejo daría a quien aspira a convertirse en actor?

“El que tenga deseos de ser actor, sea la edad que tenga, que no lo deje en el tintero y que lo saque adelante; entonces yo me ofrezco en la escuela de Fases a que acudan y van a encontrar siempre una gran verdad, yo nunca he mentido”.

Según su opinión ¿qué considera que les hace falta a los actores actuales?

“Cultura general y saber que la actuación no tiene nada que ver con la belleza. Creo que todos sin excepción, todas las figuras, están explotando su juventud y belleza, pero a la hora de hablar, de tener la proyección adecuada que haga estremecer al público por lo que dice y cómo lo dice el actor, de eso carecen todo”.

¿Cuál es el mayor problema de los nuevos talentos de la actuación?

“Si no lees, nunca vas a conocer nuevas palabras ni forma de decir las cosas; de ahí los problemas que se presentan hoy día con los jóvenes”.