Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 

 

 

 

Una voz de telenovela.
 
 

 

 

 

Sarah Brightman grabó hace cuatro semanas en Alemania el tema central de la producción de Carla Estrada (PASION), realizado por Jorge Avendaño.

Por: María de Lurdes Torrano.

07/08/2007


Si bien es una labor complicada producir una telenovela de calidad y más si es de época, resulta una labor titánica musicalizarla.

El reconocido compositor y director musical mexicano Jorge Avendaño, ha dedicado muchos años de su oído y creatividad a la música de los melodramas de Televisa, trabajando principalmente de la mano de la productora Carla Estrada. En Alborada logró que Plácido Domingo grabara el tema de la historia.

Para Jorge, quien tiene una experiencia de 20 años en este rubro, y que tiene en su haber la dirección musical de más de 40 telenovelas, asegura que el trabajo de investigación que hizo para Pasión, la historia protagonizada por Fernando Colunga y Susana González y que inicia transmisiones el 17 de septiembre, fue muy a fondo y de forma precisa.

“Debe ser así para que aquellos motivos musicales que integran la trama de la telenovela tengan comunicación con la historia”, aseguró en charla con Excélsior.

“Hay que sumergirse en la trama, ver el tono general que tiene la telenovela. En el caso de Pasión, hay que tener muy en claro en el periodo del tiempo en el que se realiza, en este caso es de 1770 a 1780. Se tiene que saber qué pasaba en la música en esa época, quiénes eran los principales compositores, qué estilos se utilizaban, en qué países había nuevas corrientes. No hay que olvidar que Latinoamérica estaba muy atrasada en comparación a Europa, pero a la vez había riqueza por la música mestiza”, explicó.

El tema principal lleva el mismo nombre de la telenovela Pasión, es una composición de Jorge y fue grabado hace cuatro semanas en Alemania bajo la producción de Frank Peterson y con la voz de Sarah Brightman.

“Es una balada pop acompañada por una orquesta sinfónica interpretada por la inglesa Sarah Brightman y el contra tenor Fernando Lima”, acotó Jorge.

“Fue grabada específicamente en Hamburgo, en el estudio Nemo Studios de Frank Peterson. Tengo el orgullo de decir que ya la escuché y me encantó, estoy emocionado porque respetaron el arreglo con el que se fue y lo enriquecieron con todos los elementos en vivo, el contra tenor cantó impresionante y la voz de Sarah es magistral”, afirmó.

Para la música de una producción televisiva como Pasión, no sólo se piensa en el tema principal, sino también en la música incidental que en este caso requiere de más de 100 temas adicionales.

“Si pensamos en el tiempo que se requiere de música para ambientar una telenovela completa, debemos primero hablar de horas. A comparación de una película que dura hora y media, en los melodramas tienes 120 capítulos de una hora cada uno, los cuales necesitan en todo momento de un fondo musical por lo que son entre 100 y 140 temas incidentales, que se utilizan de acuerdo a cada personaje, a cada situación, para que al escuchar el tema se siente una identificación con lo que está sucediendo en la trama.

Esto lleva un proceso, además de los meses de investigación, se debe conocer el guión, la sinopsis, la sicología de los personajes, para así poder crear estos temas. Así surgen los temas incidentales, además de que cada personaje tiene su propia rúbrica musical.

“Hay música para la pareja principal, para el villano, la villana, el tercero en discordia, para la pareja secundaria, triángulos amorosos, etc., en donde un motivo musical te hace reaccionar a que ya viene a escena un personaje específico, es lo que llamamos Leitmotiv y se titulan dependiendo la razón, tema de acción, de amor, de guerra, de suspenso principal, etc.”, comentó.

“También hay que tomar en cuenta que dentro de las telenovelas de época hay escenas que solamente pasan una vez como una tormenta, un incendio, un naufragio, una batalla o muchas fiestas, cuyas secuencias necesitan temas especiales”, añadió.


Jorge tiene a su cargo la composición de la música de Pasión, lo cual implica que todos los temas sean propios; sin embargo, debido a la investigación, el estilo de dichos temas tiene que concordar con la época y con la técnica precisa de los músicos de la época.

“Estamos hablando de los últimos años del barroco y el preclásico, los compositores de esa época eran Mozart, los hijos de Joan Sebastian Bach, Christoph Gluck y varías compañías de ópera”, afirmó.