Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 

Capitulo 2º

 

Don Jorge vuelve a intentarlo pidiendo la colaboración de Camila, preguntando si su novio no le ha pedido ninguna satisfacción, Camila esta cada vez más asustada y avergonzada.

Justo y Ofelia regresan a la casa muy tristes, pero resignados, como dice Justo” así son los señores y ellos no pueden hacer nada" seguramente se emborracho con sus amigos y decidió darse un gusto. Ofelia piensa que no es justo pues Camila era una joven inocente, en el palacio hay criadas suficientes para eso, ella piensa que Santiago se va a volver loco cuando se entere. Justo pregunta a Ofelia que era lo que tenia que decirle a Don Jorge, y esta se calla, asegurando que ya no tienen caso, pero que el señor pagara por la aberración que acaba de cometer.

Don Jorge después de intentarlo varias veces sin conseguirlo le dice a Camila que "ninguna mujer se le ha ido viva y que ella no va a ser la primera" pero el señor necesita descansar, para asegurarse que su presa no escape, ata las manos de Camila y después la sujeta a él, le asegura que tiene un sueño muy ligero, así que, si ella se mueve se va a dar cuenta.

Ofelia y Justo llegan a casa de Santiago, Vasco sale a su encuentro para preguntar por Camila, y le cuentan que no pudieron rescatarla, que el señor Lafont les dijo que ya no tenia caso, Vasco hace un gesto de rabia a la vez que de resignación, mientras dice que era de esperarse esa situación. Ofelia pregunta por la salud de su hijo, le aseguran  que esta igual y entra en la casa a verlo angustiada. Fuera quedan Justo, Vasco, y un amigo de este ultimo que dice que Santiago no debió enfrentarse al señor, que debió agachar la cabeza como hacen todos y al menos en estos momentos no estaría en trance de entregar su alma al creador, Justo y Vasco se abrazan desesperados

Camila una vez que se da cuenta que Don Jorge esta dormido, casi en estado de inconsciencia por causa del alcohol ingerido, se comienza a mover con cautela intentando liberarse sin despertar al señor.

Mientras Santiago inconsciente, sigue debatiéndose entre la vida y la muerte. Su hermana Inés y Rita la hermana de Camila lo cuidan. Rita lamenta amargamente que Santiago sabiendo que no podía impedirlo se metiera a defender a Camila, lo que según ella, debió hacer es dejar que se la llevaran y ya, Rita se vuelve y la mira incrédula. Ofelia quiere llevar a Santiago a su casa, pero Rita se opone vehementemente,  entre las recomendaciones del medico esta el que no se mueva Ofelia se resiste pero Inés le da la razón a Rita y pregunta por Camila, Ofelia les cuenta que se quedo en el palacio Mansera.  Inés y Ofelia lloran compadeciéndola, mientras Rita compone un gesto duro y amargo en la cara.

Camila consigue escapar, con los dientes se libra de las ataduras de una mano y después se suelta la otra, sale de la cama con mucha precaución.

En casa de Camila, Ofelia, Rita e Inés rezan a los pies de la cama de Santiago que permanece inerte, absolutamente inconsciente.

 Camila  se mueve con precaución  por la habitación del señor y  consigue reunir su ropa, se acerca muy despacio al señor dormido. Se detiene al lado de la cama muy asustada, inmóvil, lo observa hasta que se siente relativamente segura que su sueño es profundo, le quita la llave de la habitación, sale de la parte noble del palacio escondiéndose en las caballerizas.

En la mañana Don Jorge se despierta y se da cuenta que Camila ha escapado, maldiciendo llama a los criados para que la busquen, pues debe estar escondida esperando que habrán las puertas del palacio, pide que suelten a los perros, después regresa a su habitación enfurecido, maldiciendo mientras contempla las ataduras, sin creerse que una aldeana se atreviera a desafiarle de esa manera.

Camila sigue escondida en las caballerizas, cubierta por unos sacos. En ese momento están abriendo las puertas traseras del palacio para entrar los suministros y entre el ir y venir de los criados, se cubre la cabeza, agarra un balde y confundida con los criados, escapa del palacio y regresa  corriendo a su casa. El primero que la ve es su padre Camila se abraza a él llorando, y da gracias a Dios al enterarse que Santiago aun vive. Tranquiliza a Justo asegurándole que Mancera no pudo tenerla, estaba demasiado borracho. Justo no tiene mas remedio que informarla que Santiago tiene pocas esperanzas de sobrevivir, Camila llora desesperada, cae al suelo gritando que es su culpa, Justo la levanta asegurándole que ella no tiene la culpa de nada. Cuando Camila se entera que Santiago sigue en su casa y ocupa su recamara, corre hacia la casa gritando el nombre de Santiago.

A pesar de que Santiago está inconsciente, Camila se arrodilla junto a su lecho y le besa entre lágrimas mientras le jura que sigue siendo virgen. Por su parte, Rita, hermana de Camila, quien siempre ha estado enamorada en silencio de Santiago, no cree esa versión y pide a su padre que se lleve a su hermana de la habitación, porque si Santiago tiene un poco de conciencia  lo ultimo que necesita son dramas, Justo da la razón a Rita, pero Camila no quiere apartarse de su lado, Justo le pide que por lo menos se asee y Camila sale de la recamara seguida por la agria mirada de Rita, que cierra la puerta con violencia detrás de ella, y ante Ofelia se apresura a  culpar a su hermana de la desgracia del herrero, pues asegura que es una coqueta  "si fuera mas recatada don Jorge jamás se habría fijado en ella" Ofelia la mira asombrada en su opinión  jamás  ha visto a Camila coquetear con nadie. Rita furiosa, dice que no hace falta eso para que los hombres se fijen en una, a Camila siempre le gusto pavonearse por la plaza con chales de colores y moños. Ofelia afirma que es su carácter. Rita con rencor, responde que por eso les callo encima esa desgracia, y eso de que don Jorge no le hizo nada solo un tonto se lo cree, Ofelia la mira desconcertada.

Camila esta bañándose, se frota con fuerza intentando quitarse el olor y la presencia del señor. La criada comenta que fue un milagro que saliera intacta de la experiencia. Camila se enfurece, pues detecta la duda en sus palabras, mientras Camila sale del baño entra Rita para comunicarle que Don Jorge esta abajo y pregunta por ella, Camila no quiere acudir, pero Rita asegura que no puede desairarle. Camila pregunta por su padre y por Vasco, pero ninguno de los dos están en la casa en ese momento, ella no sabe que hacer. Rita le pide que se vista y salga a atenderlo, irónica, con voz venenosa, le dice a Camila que si quiere que mande de nuevo a sus hombres y los maten a todos.

Don Jorge está furioso porque se le escapó la presa, Y le pide que en la noche regrese pues el acto no se consumo. Camila argumenta que si regresa la gente puede pensar que no pudo, él asegura que también pueden pensar que le gusto, pero Camila argumenta que el derecho de pernada se ejerce una sola vez. Camila le dice que haga de cuenta que si paso, porque si el pueblo se entera,  va a pensar que no tiene el mismo vigor de antes. Don Jorge la amenaza, diciéndole que si divulga lo de su impotencia, su familia sufrirá las consecuencias.

Don Jorge va a visitar al padre de Camila al almacén, le pide que hablen en privado, alaba a Camila y le asegura que si ha quedado preñada y la criatura es un varón llevara su apellido, dejando a Justo desconcertado.

Justo pregunta a su hija, ella insiste en su versión, Don Jorge no la tomo, y le cuenta que esa mañana estuvo en la casa reclamando que volviera, pero ella le contesto que el derecho de pernada se ejerce solo una vez. Justo no entiende porque el señor miente y Camila le informa que es por orgullo, que desea que el pueblo piense que puede preñar a una mujer solo con tocarla con un dedo. Justo le dice que va a tener que mentir, que su visita al almacén no fue casual,  es un hombre muy rencoroso y vengativo, y desea que todos piensen que la poseyó. Camila ya lo entendió y lo acepta, pero no esta dispuesta a mentir a su familia, Justo le pide que lo haga, nadie debe saberlo, si Santiago se recupera y se casan en su noche de bodas él sabrá que ella esta intacta, pero ante los demás debe  retractarse, todo lo que tienen depende del señor, sus posesiones, sus vidas y hasta sus almas.

El medico diagnostica que es posible que Santiago se salve, pues según su opinión, ya debería estar muerto, pero que si se salva, duda que pueda volver a caminar, tal vez ni siquiera recupere la razón.

Pasan los días Camila no se separa de la cabecera de Santiago y le habla constantemente, asegurándole que es el amor de su vida y que no conseguirá vivir sin él pero su salud  no mejora. El sacerdote llega para impartirle los santos óleos, Camila desesperada sale corriendo.

Doña Sofía se entera de lo ocurrido y irrumpe en el salón furiosa, mientras su marido cuenta sus presuntas hazañas sexuales a sus amigos, Doña Sofía dice que "Justo y su familia son buena gente y merecen respeto" Don Jorge argumenta que por eso ejerció el derecho de pernada, para distinguirles, su esposa lo mira con odio y lo cubre de maldiciones.

Ofelia ante la oposición de Rita insiste en llevarse a Santiago a su casa y Justo va a buscar la carreta y unos mozos para el traslado.

Justo, orillado por las amenazas de Jorge, habla con Ofelia, Vasco, Rita, Inés, Crispín y Pancho, les dice que Camila mintió y que Jorge sí la poseyó.

Camila ofuscada por el dolor se ha lanzado a una carrera desesperado y se ha alejado del pueblo, mientras llora y clama a Dios por sus injusticias, en las afueras del pueblo han llegado unos filibusteros y antes de que se de cuenta la golpean en la cabeza y la raptan.

 Úrsula, hija de Jorge Mancera, con ayuda de su amiga Manuela Lafont, cita a Vasco, hermano de Camila, cerca del molino y lo seduce, pues siempre le ha gustado para una aventura. Al muchacho no le desagrada ella y termina cediendo.