Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 

 
Capitulo 45º


Santiago reprocha a Camila que quiera comprar el molino, sabiendo que la carta la tiene Bernabé y que Ricardo no tiene dinero

Ricardo continúa confesándole parte de su verdad a Camila, le cuenta cómo se hizo pirata y que si consigue desenmascarar a los ladrones de las caravanas, le otorgarán el perdón de la corona española. Camila le reprocha que la haya enamorado y no le haya dicho nada, él le contesta que fue por miedo a perderla y que se quiere retirar de esas actividades, pero debe limpiar su nombre y necesita reunir las pruebas suficientes para descubrir a Mancera.

Sofía les hace saber a Santiago e Inés que con mucho gusto, ella correrá con todos los gasto de la boda y le regala a Inés una gargantilla de brillantes, hay miradas entre Sofía y Ofelia que Santiago advierte.

Camila se decide en ir al Palacio Administrativo a comprar el molino, no quiere que su padre pierda el negocio de su familia. Vasco y Jimena tratan de evitar que lo haga, pero está decidida. Camila asegura que no le pasará nada, porque está segura que Bernabé no se atrevería a volver a San Fernando porque lo podrían matar.

Camila entra a ver a Jorge, le plantea su deseo de comprar el molino. Jorge se ablanda por un momento, y le pregunta por qué se casó de esa manera, sin aceptar su petición y que si ella hubiera aceptado, nada de eso le estaría pasando a su familia. Camila dice que si le vuelve a hacer algo a ella o a su familia, saldrá perdiendo porque el pueblo le perderá el respeto.

Vasco le cuenta a Santiago sobre la necedad de Camila de comprar el molino, dice que Ascanio fue a buscar a Bernabé para intentar recuperar la carta, porque si hace mal uso de ella, Camila puede ir a la cárcel. Santiago le pregunta por qué le dice todo eso a él, si ella tiene un marido con dinero y la puede ayudar. Vasco le confiesa que Ricardo no tiene dinero porque se lo robaron en el asalto a la caravana. Santiago no quiere meterse en ese asunto, pero Vasco le suplica su ayuda.

Santiago reprocha a Camila que quiera comprar el molino, sabiendo que la carta la tiene Bernabé y que Ricardo no tiene dinero. Camila se extraña de que Santiago sepa toda esta información.