Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

 

 

Capitulo 3º

En la casa de la herrería Ofelia esta preocupada por Santiago y no le importa nada más, los trabajadores le aseguran que sacaran el negocio adelante mientras el patrón se recupera. Rita pregunta por Camila y Justo se da cuenta que lleva mucho tiempo sin verla, todos se miran preocupados. Inés sugiere asustada que el señor pudo habérsela llevado otra vez. Justo acude al palacio a preguntar por Camila pero  don Jorge cínico le asegura que no sabe nada, él ya cumplió con su obligación, para él también es duro pero ya se sabe, hay que cumplir las obligaciones, sobre todo cuando es mandato de su ilustrísimo soberano. Sofía que ha estado escuchando desde lo alto de la escalera, interviene indignada, alegando que eso se lo inventaron los señores para justificar su lujuria, se enfrenta a su marido preguntando donde tiene a Camila, indiferente don Jorge se presta a que registren todo el palacio desde su alcoba hasta los sótanos, él no sabe nada de Camila y se retira, no sin antes pedirle a Justo que le avise en cuanto sepa algo de Camila.

Sofía habla con justo y le dice que no cree que este en el palacio. Justo insinúa que pueden tenerla en la casa de algún amigo de Jorge, ella muy firme, le asegura que si es así lo va a averiguar. Justo esta muy preocupado, vio a Camila muy desesperada, Sofía comprende la el estado de animo de Camila, pero ella es fuerte y se recuperara, a lo mejor ya regreso a su casa, triste, reflexiona sobre el destino de las mujeres, todas deben pasar por ese trance les guste el hombre o no. Sofía se interesa por Santiago, Justo le cuenta de su gravedad, Sofía esta segura que se recuperara es un hombre muy fuerte, Justo se despide y se marcha muy preocupado.

Camila recupera el conocimiento en una carreta que viaja a buena velocidad, rodeada de otros prisioneros, los mas cercanos son dos muchachos, uno de los cuales esta herido y un mujer joven muy enérgica llamada Jimena, esta le comenta al muchacho mayor, que la nueva parece de familia bien, y que espera que no sea tan chillona como su hermano. Camila se lleva las manos a la cabeza con gesto de dolor, la mujer le dice que le dieron dos buenos golpes y por eso le duele la cabeza, pide agua pero no hay, no les han dado de comer ni de beber en todo el viaje, de este modo los van a matar, y muertos no sabe de que le van a servir. Camila pregunta quienes son, la mujer le responde que unos bandidos que se dedican a secuestrar mujeres y muchachos para venderlos como reses al mejor postor. Camila horrorizada, se hace consciente de lo espantoso de su situación. En la carreta discuten las distintas opciones, los muchachos son primos del duque de Salvatierra y aseguran que pagaran un buen rescate con ellos, Jimena les prohíbe decir nada, puesto que los pueden matar si se enteran que son tan importantes, serian mercancía peligrosa la justicia los perseguiría con más ahínco. Camila esta desesperada por escapar, pero es imposible son demasiados hombres y están bien vigilados. Jimena toma el mando del grupo y les dice que no importa cuan bajo tengan que caer, lo importante es seguir vivos.

Rita cuida a Santiago y llora mientras le reprocha que se enfrentara con el señor, pues no podía impedirlo, los señores tienen derecho a hacer del pueblo lo que quieran. En ese momento Santiago abre los ojos, Rita reacciona loca de alegría y va a buscar a las dos familias, que están desesperadas porque no encuentran a Camila, les cuenta que Santiago abrió los ojos todos corren a comprobarlo, pero ya esta inconsciente de nuevo.

Todo el pueblo busca a Camila, dragan el rió y el pantano, pero no encuentran su cuerpo. Sofía sugiere que se la han podido robar, pero Justo desecha la idea, eso hace mucho tiempo que no pasa, Sofía acude a su marido para que organice partidas para buscarla por toda la comarca, Alberto Lafont asegura que la buscaran, y en cuanto salen todos se ríen y Jorge se niega a buscarla prefiere que haya desaparecido.

Los secuestradores se  detienen a pasar la noche, Jimena no que queja, acepta la situación, no les va a servir de nada protestar, les traen comida ella le dice a Camila que coma que tienen que guardar fuerzas, cuando acaban de comer los secuestradores violan a las mujeres.

En la mañana las mujeres se lavan en el rió. Jimena se extraña de que Camila fuera doncella, pero asegura que tarde o temprano le tenía que tocar, que no hay que llorar por cosas que no tienen remedio. Camila no llora, a pesar de  haber estado muy protegida por su familia tiene carácter. Los prisioneros reanudan su camino, en la carreta el mas pequeño de los hermanos esta en muy mal estado, temen que muera.

En San Fernando todos siguen muy preocupados por Camila, Sofía va a visitar a Justo para darle ánimos, Ursula la hija del señor continua con su romance con Vasco, el hermano de Camila. Ursula le la a Vasco la llave de la puerta trasera para que pueda entrar en el palacio por las noches.

Los prisioneros llegan a la bahía 'La Iguana' donde Juancho y sus compinches se dan cuenta que el barco que los espera para transportar a los cautivos es el del "Antillano", con quien no tienen muy buenas relaciones. Mario el segundo del "Antillano" habla con los raptores, estos tienen miedo del capitán, pues mataron a uno de sus hombres en una partida de naipes, Mario les comunica que se llevaran a los prisioneros al amanecer, el precio lo discutirán con el capitán.

"El Antillano" sale de una de las chozas y contempla a los prisioneros, después con gesto de disgusto vuelve a entrar, no le gustan los hombres con los que tienen que negociar, ni tampoco el negocio, así que le pide a Mario que trate el precio en su nombre. Lázaro uno de sus hombres, observa el disgusto del capitán y comenta que es un hombre muy extraño, esta en la fraternidad y sin embargo se ve que le desagrada.

El capitán comenta con Mario lo que le desagrada el negocio del comercio con carne humana, sobre todo la situación de los muchachos. Mario pragmático le dice que son los negocio, pero el Antillano no esta de acuerdo, no es lo mismo luchar con hombres armados en igualdad de condiciones que el comercio de esclavos, ese no es su negocio es el de Foreman.  Mario le pregunta porque no rechazo el encargo, el capitán con gesto de amargura asegura que Foreman es el jefe y no siempre se le puede decir que no, además el destino del cargamento es la isla La Mariana, lugar de origen del "Antillano" y hace mucho que no ve a su familia.

Mario acude a negociar el precio con Juancho. Entran en la choza donde están prisioneros, les obligan a ponerse de pie para que puedan apreciar la mercancía, le enseña a Camila diciendo que es hermosa, al final acuerdan el precio y da orden de que los desamarren y los dejen pasear por la playa.

Jimena y Camila observan al "Antillano", a Jimena le parece guapo, y piensa que si una de las dos se hace su querida, podrían correr mejor suerte, pero Camila no desea ser querida de nadie, solo piensa en Santiago, sufriendo por no saber si esta vivo o muerto.

En la choza Juancho informa al "Antillano" que el negocio de los muchachos es diferente, el primo le pago para que se los llevara bien lejos. El capitán manda por ellos para informarles de su situación, Juancho molesto le dice que son sus prisioneros y que mientras no los haya comprado no tiene derecho a hacer nada.

 Una de las cautivas intenta escapar, "El Negro" la mata, Ricardo sale enfurecido de la choza gritando que se ha vuelto loco, el Negro le responde que se iba a escapara y "El Antillano" le responde que donde rayos se iba a escapar, se enfrentan, y sale a relucir la muerte del hombre de Ricardo, acaban arreglándola a aspadazos y "el Negro" cae muerto, ante la impresión de Camila.

Los dos hermanos son informados de que su primo pago porque se los llevaran Claudio el mayor, explica que su primo es mucho mayor que ellos y que al año de morir su padre se caso con su madre. Juancho afirma que esa es la situación, al hombre no le convenía tener cachorros que cuando crecieran le disputaran la herencia del difunto, así que no va a consentir que Ricardo los regrese porque esta en juego su cabeza, Ricardo asiente.

Los prisioneros hablan en la cabaña, comentan la situación de los hermanos, el pequeño se niega a creerlo, no puede entender que su madre lo consintiera, Jimena les dice que posiblemente no esta enterada, le dirían que los raptaron o se perdieron. Camila esta impresiona por el "Antillano", por la forma en que mato al Negro", Jimena se alegra, piensa que hizo muy bien, porque este mato a Agustina, y de paso la vengo a ella pues fue quien violo a Camila.

Los cautivos son embarcados en el barco 'La Salamandra', los encierran en la bodega. Ricardo observa la operación con gesto de disgusto, sobre todo se fija en Camila, después da órdenes de zarpar con los prisioneros a bordo y se dirigen a la isla de 'La Mariana'.

Santiago despierta por fin, Ofelia feliz le explica que no se puede mover porque está débil. Él pregunta por Camila y su madre inventa que fue a un retiro a Monte Carmelo, para rezar por él, Santiago pide que la busquen pues la quiere de regreso.